top of page

Lactalis ‘se pega una leche’ en su pulso con los ganaderos andaluces: pierde 130 millones de litros

Lactalis ‘se pega una leche’ en su pulso con los ganaderos andaluces: pierde 130 millones de litros al rechazar vendérsela y pasan a formar parte de Covap


El pulso que inició Lactalis Puleva contra algunos ganaderos andaluces por el precio de la leche ya tiene resolución. Los socios de la cooperativa Alba Ganaderos, en asamblea celebrada el 9 de mayo han decidido apoyar casi por unanimidad la postura y gestión que la cooperativa, mediante su consejo rector, y se ha optado por no firmar el contrato impuesto por esta compañía láctea que suponía una bajada de 9 céntimos en el precio pagado por el litro de leche, obligación de entregar el 100% del volumen de la leche, y una duración de un año, aunque decían comprometerse con la evaluación de un índice para revisar los precios a partir del mes de agosto del presente año.

Del mismo modo, se ha acordado por igual unanimidad, formar parte de Covap S. Coop. And, como suministradores, para que esta gestione en una primera fase la leche que se vendía a Puleva y en una segunda la totalidad de la misma, aunque conservando el resto de los clientes de Alba.

La cooperativa Alba Ganaderos SCA está conformada por 80 socios activos, repartidos en 4 comunidades autónomas (Andalucía, Extremadura, Murcia y Comunidad Valenciana), es la segunda cooperativa láctea más grande de Andalucía y su volumen de producción de leche de vaca supera los 130 millones de litros anuales. Sus socios representan, entre otros, el 100% de la leche de vaca producida en las provincias de Málaga y Granada, siendo esta última la provincia donde tiene emplazada su fábrica la empresa Lactalis-Puleva. Hasta la ruptura de las negociaciones por parte de la central lechera, la cooperativa de Alba ganaderos SCA, era la responsable de abastecer a esta fábrica con más del 60% de la leche andaluza transformada allí.

Desde la cooperativa Alba Ganaderos, se lamenta profundamente que la marca Puleva haya optado por no llegar a un acuerdo con sus ganaderos, «poniendo fin con esto a una producción sostenible y con leche de proximidad, dejando de lado la importancia de la producción ‘KM 0’, con menor huella de carbono y menor impacto medioambiental. Puleva ya no es leche de ganaderos de Granada, ni es leche de la mayoría de los ganaderos andaluces», aclaran en su comunicado.

LAMENTAN LA ACTITUD DE LOS GANADEROS QUE SÍ HAN ACEPTADO UN PRECIO BAJO, LA APATÍA DE LAS ADMINISTRACIONES Y EL ERROR DE PULEVA

Llegados a este punto, su Consejo Rector, ha querido comunicar las siguientes reflexiones:

A las administraciones públicas, «les queremos recomendar que sean valientes y muestren interés en hacer cumplir lo que por ley está escrito -fundamentalmente en Ley de la Cadena Alimentaria-; algo que, de manera tácita y expresa, se refiere a la protección de los productores de leche y del sector primario, para evitar que grandes empresas multinacionales como Puleva, no solo se permitan imponer impunemente contratos abusivos y fuera de cualquier producción sostenible, sino que además, tengan la libertad absoluta de invadir el mercado con productos extranjeros que provocan una desestabilización muy importante del sector en España; que fomenten activamente la integración cooperativa como herramienta que sostiene al mundo rural y es capaz de producir productos de proximidad de la mejor calidad, favoreciendo, así, el consumo responsable y sostenible».

A los ganaderos de vacuno de leche andaluces, que han sucumbido a las imposiciones de Puleva y han firmado los contratos a la baja desde el primer momento, aunque se hubiese acordado no hacerlo por unanimidad desde la OPL del Sur y a pesar de que desde esta cooperativa se hayan propuesto varias alternativas para mantenerse unidos, «queremos recordarles que el individualismo egoísta y la falta de compromiso y unión, dentro del sector de vacuno lechero, es lo que nos pone en un estado de vulnerabilidad constante frente a la mala industria. La situación actual no deja de ser el resultado de la división de nuestro sector lechero a lo largo de todo el territorio español, lo que nos ha convertido en un sector atomizado, fácilmente coaccionable y sin poder de réplica ni decisión. Formemos, por tanto, estructuras, unámonos y organicémonos, demostrando a la sociedad que queremos seguir trabajando en favor de un producto de mucha calidad y por un precio justo para ganaderos y consumidores. Al igual que aquí se ha sucumbido luchemos por un futuro que nos depare más unión y un proyecto en común, que permita estabilidad sin estar a merced de las grandes cadenas».

A la empresa Puleva, «os recomendamos hacer un ejercicio de introspección y un examen de conciencia, dejando de lado cualquier atisbo de superioridad o sensación de grandeza, para ver si caéis en la cuenta de que con vuestra actitud y vuestras acciones recientes habéis conseguido perder por primera vez, en más de cinco décadas de colaboración, la leche de proximidad de Granada y la leche de más del 60% de los productores andaluces con quienes trabajabais. Esperamos que a partir de ahora evitéis la publicidad engañosa y seáis claros con los consumidores sobre la nueva procedencia de vuestros productos y su huella de carbono».

Y, por último, a los consumidores locales, «os pedimos encarecidamente que miréis más allá de las marcas a las que estáis acostumbrados y os informéis sobre las buenas o malas prácticas que cada empresa realiza para desarrollar sus productos. Elegid y preferid marcas y productos que sean también locales, que sean 100% andaluces y, en el caso de la leche, que sean de proximidad, con menor impacto medioambiental».

En resumen, creen que la cooperativa Alba Ganaderos SCA y sus asociados han dado «una lección de lucha, resistencia e integridad a toda España, al no dejarse someter y rebelarse contra la presión de una multinacional láctea que esperaba que su control del mercado le permitiera seguir poniendo precios a la leche en el campo, como está acostumbrada a hacerlo de manera impune hasta ahora, sin ninguna intervención ni apoyo a los productores por parte del gobierno. El coste de esta lucha ha sido alto y al decidir Puleva no negociar, nuestros ganaderos se han visto forzados a buscar otra salida para no morir en el intento; otros destinos para su leche, otras empresas con quien negociar y otras alternativas para subsistir».

Afortunadamente, destacan en su nota, «cuando se cierra una puerta, se abre una ventana y, en este caso, ha sido Lácteos COVAP, una cooperativa también andaluza y con una perspectiva de negocio enfocada al servicio de sus socios, la que abre sus brazos a Alba ante el rechazo de Puleva. Ahora los ganaderos andaluces junto a Lácteos COVAP, recorreremos un nuevo camino para beneficio y respeto mutuos, de una producción responsable y sostenible y de un servicio y venta de nuestros productos sin distorsiones ni realidades aumentadas para ser sinceros y honestos de cara al consumidor».

8 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page