top of page

La CE constata que la incertidumbre sigue siendo una constante de la agricultura comunitaria

La Comisión Europea señala que la agricultura sigue afectada por varios acontecimientos que escapan al control de los agricultores, como las crisis climática y geopolítica, que siguen ejerciendo presión sobre los agricultores, con implicaciones para la productividad, el comercio, la demanda de los consumidores, los precios y, en última instancia, para los ingresos de este colectivo.

Desde las  últimas perspectivas a corto plazo (otoño de 2023) y a pesar de algunos cambios favorables, pero limitados en los costes de los insumos agrarios, los precios, incluidos los de la energía, los fertilizantes y los alimentos para animales, están significativamente por encima de los niveles anteriores a la pandemia de Covid.

Las incertidumbres para los agricultores surgen también de los impredecibles fenómenos meteorológicos extremos, los conflictos geopolíticos que ejercen presión sobre los mercados agrícolas, así como por factores económicos como los tipos de interés, aún elevados, y el aumento de los costes laborales.

Los precios de los alimentos siguen siendo altos, lo que, combinado con las bajas perspectivas de crecimiento económico, limita las perspectivas de recuperación de la demanda de los consumidores.

En la edición de primavera de 2024 del informe de “Perspectivas a corto plazo para los mercados agrícolas de la UE”, la Comisión Europea presenta las últimas tendencias y perspectivas para los mercados agrícolas clave.

Los agricultores de la UE siguen enfrentándose a numerosos desafíos relacionados con los costos de los insumos, que se mantienen muy por encima de los niveles anteriores a la COVID, a pesar de una reciente tendencia a la baja para algunos de ellos.

La producción de fertilizantes de la UE continúa recuperándose, pero las importaciones se mantienen en niveles elevados. Desde principios de año, la Comisión adoptó una serie de medidas a corto y largo plazo para apoyar a los agricultores de la UE y abordó sus preocupaciones, en particular con respecto a la carga administrativa y su posición en la cadena de suministro de alimentos.

La Política Agrícola Común (PAC) también proporciona una red de seguridad predecible para los agricultores y un marco de apoyo para acompañar la transición del sector hacia una mayor sostenibilidad, destaca la CE.

El índice de precios pagados al agricultor de la UE disminuyó en comparación con el nivel de 2022, pero esta reducción aún no se ha transmitido completamente a los precios de los alimentos para los transformadores industriales y los consumidores, lo que potencialmente podría brindar un mayor alivio a estos últimos.

Si bien el índice de precios al consumidor de los alimentos de la UE se ha estabilizado desde marzo de 2023, ha aumentado en promedio un 43% si se le compara con el índice de 2015. En ciertos países de la Unión Europea, el aumento ha sido más significativo, como en Polonia (+65%) o Lituania (+ 69%).

La CE señala que las condiciones climáticas han demostrado ser buenas en general para la mayoría de los cultivos y pastizales de invierno, pero el exceso de humedad podría ser un desafío para algunas partes del Noroeste de la UE. Dada la imprevisibilidad de los fenómenos meteorológicos extremos y los cambios abruptos observados en el último año, las señales actuales de estas condiciones climáticas deben tratarse con cautela.


La CE prevé un incremento de la producción de cereales del 3% en 2024/25

En su informe, la Comisión Europea prevé que la producción de cereales de la UE en la próxima campaña de comercialización 2024/25 aumente hasta alrededor de 278,5 millones de toneladas (+3% interanual), impulsada principalmente por mejores rendimientos.

Las condiciones húmedas afectaron la producción cerealista en la actual campaña 2023/24 y en ocasiones dificultaron a los agricultores el acceso a sus campos para las siembras de primavera.

En general, las importaciones de cereales de la UE en 2023/24 (julio de 2023-junio de 2024) podrían ser un 17% superiores a la media de cinco años.

Sin embargo, la mejora de la logística del corredor del Mar Negro facilita las exportaciones de cereales ucranianos a los mercados mundiales, con menos cereales ucranianos entrando a la Unión Europea.

Por otro lado, la superficie de cultivo y los rendimientos de las semillas de soja y girasol aumentarán en la actual campaña 2023/24. Se espera que la producción de semillas oleaginosas y proteaginosas aumente también en 2024/25, impulsada por un aumento de la soja, los guisantes y las habas.

A su vez, la CE confirma un repunte de la producción de azúcar de la UE hasta los 15,6 Mt. Sin embargo, el alto precio de este producto en el mercado ha limitado hasta ahora la recuperación de su consumo.


Bruselas espera una ligera recuperación de la producción de aceite de oliva en 2023/24

La Comisión espera que la producción de aceite de oliva de la UE se recupere ligeramente en la actual campaña 2023/24 (octubre de 2023-septiembre de 2024) después de una cosecha baja récord el año pasado.

La reducción de la oferta de producción sigue elevando los precios, lo que lleva a los consumidores a cambiar hacia otros aceites y grasas o a reducir la ingesta general de aceites. Como resultado, el consumo de la UE podría alcanzar también su nivel históricamente más bajo en 2023/24.

Por otro lado, la producción de vino en Italia y España ha disminuido significativamente en la actual campaña 2023/24 (agosto de 2023-julio de 2024), debido a las condiciones climáticas adversas.

A su vez, el consumo de vino en la UE continúa su tendencia a la baja, ya que las generaciones más jóvenes prefieren otros tipos de bebidas alcohólicas, como cervezas o cócteles, a lo que suma además el menor poder adquisitivo de los consumidores.

La destilación de crisis, autorizada en el verano de 2023 por la Comisión Europea , se puso en marcha en varios países de la UE para retirar del mercado alrededor de unos 33 millones de hectolitros, pero a pesar de esta intervención y de la caída de la producción, no se espera que bajen las existencias finales.

Las condiciones meteorológicas adversas también afectaron negativamente a la producción de manzanas y naranjas de la UE. Por ello, según la Comisión, se espera que las exportaciones de manzanas y naranjas para su consumo en fresco de la UE disminuyan drásticamente y que las importaciones de estos cítricos aumenten, ejerciendo más presión sobre los productores nacionales.


El suministro de leche de vaca en la UE se mantendrá estable en 2024

A pesar de una cabaña de vacas lecheras en continua disminución (-0,5%), la CE prevé que el suministro de leche de la UE se mantenga relativamente estable en 2024 (+0,4%), lo que podría verse respaldado por un aumento de los rendimientos (+0,9%).

No obstante, los países de la UE experimentan situaciones diversas, afectados de manera diferente por la meteorología o por los cambios estructurales en curso de sus explotaciones ganaderas.

La producción y las exportaciones de queso de la UE continúan siendo sólidas y podrían seguir aumentando en 2024, mientras que las exportaciones de mantequilla de la UE también podrían evolucionar de forma positiva, con un consumo interno estable.


El cambio en las preferencias de consumo impulsa cambios estructurales en el sector ganadero

Según la CE, el sector ganadero está experimentando cambios estructurales, impulsados ​​principalmente por un cambio en las preferencias de los consumidores de carne de vacuno a carne de aves de corral y por limitaciones ambientales.

El consumo de carne de vacuno per cápita en la UE en 2023 cayó a 9,7 kg (-4,7% interanual) y esta caída podría continuar en un 2,8% en 2024, mientras que la producción podría seguir disminuyendo, lo que llevaría a un sostenimiento de sus precios en la UE.

Por su parte, la producción de carne de porcino de la UE está experimentando un descenso similar, que fue del -6,6% en 2023, aunque la reducción podría desacelerarse hasta el 0,4% en 2024.

A su vez, la demanda de aves de corral, como fuente más barata de proteínas, continúa siendo alta. El consumo per cápita de la UE aumentó un 3% en 2023 y podría crecer un 2% adicional en 2024, mientras que las importaciones de este tipo de carne también seguirán siendo elevadas.

Informes [EN]:

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page