top of page

Unión de Uniones celebra que el Tribunal Supremo dé la razón a los ganaderos de leche y obligue a la industria a cubrir los costes de producción

En 10 años habrían desaparecido el 40% de las granjas de vacuno de leche


Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos celebra la desestimación del Tribunal Supremo del recurso interpuesto por la FENIL contra el Real Decreto 374/2022, para intentar eliminar la obligación de que el precio pactado entre las partes de los contratos del sector lácteo cubra el coste de producción.

Unión de Uniones, que ha intervenido en el recurso a  través de la Unió de Pagesos de Catalunya, considera que este hecho es de gran importancia para el sector, y que refuerza las posiciones del eslabón más débil de la cadena, los ganaderos, de cara a obtener unos precios dignos por su trabajo y que permitan una sostenibilidad económica de las granjas.

La organización acusa a la industria de querer seguir bajando los precios al ganadero, sin importarle la destrucción del sector. Desde Unión de Uniones se recuerda que el pasado abril quedaban en España apenas 9.756 granjas de vacuno de leche, habiendo desaparecido el 40% de las granjas en 10 años, “Una sangría de más de 7.000 granjas en 10 años, y sin visos de parar no es una reestructuración del sector, es su desaparición, por actitudes irresponsables como presionar para pagar al ganadero por debajo del coste que ni si quiera permita mantener abierta la granja” considera David Alonso, responsable de vacuno de leche de Unión de Uniones.

La organización señala que, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, el precio medio de la leche a nivel estatal se situaba en los 0,488 €/l, con 5 meses consecutivos de bajadas que, desacompasadas de la bajada de determinados costes de producción (piensos y forrajes principalmente, pero también otros como laborales o los derivados de las normativas, como por ejemplo en lo relativo a gestión sanitaria y de los medicamentos), amenazan con devolver al sector a una situación de números rojos.

Esta dinámica de presión por parte de la industria para la reducción de precios por debajo del coste de producción, habitual en el sector, pone de manifiesto la importancia de esta sentencia y la necesidad de hacer valer lo dispuesto en el Real Decreto 374/2022, así como de avanzar en mejoras en la Ley de Cadena Alimentaria para desterrar estas acciones del eslabón industrial sobre un sector productor muy vulnerable con apenas capacidad de negociación, dada la diferencia de volumen económico y agravado por el carácter perecedero y no almacenable.

Unión de Uniones critica la escasa visión de cadena que tiene la FENIL, perjudicando siempre al sector productor que es quien abastece a la industria de la materia prima que transforma. “Creemos que la patronal necesita un cambio rumbo, una renovación de cargos y que entiendan que sin los ganaderos la industria poco puede hacer”, concluye Alonso.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page