top of page

Sitúan en 60 céntimos el precio mínimo de renovación de los contratos lácteos

Sitúan en 60 céntimos el precio mínimo de renovación de los contratos lácteos si se quiere salvar al sector y mantener la producción de leche


A dos semanas de la renovación de la mayoría de los contratos de compra de leche en Galicia, la asociación de ganaderas y ganaderos Agromuralla ha defendido que el precio de la leche para todo el año 2023 «no puede bajar de 60 céntimos».


Agromuralla recomienda a sus socios que no firmen contratos por debajo de esa cifra y les pide «que hagan uso del poder de negociación que les ofrece la ley y una coyuntura de mercado favorable en la que sigue faltando leche».

Por eso, desde Agromuralla se pide a los productores «que no se dejen influenciar por la estrategia premeditada que están llevando a cabo las industrias para intentar revisar a la baja los contratos que finalizan el próximo 31 de marzo».

INCREMENTO DESMESURADO DE LOS COSTES

Agromuralla afirma que «los costes de producción siguen al alza, por lo que los precios de la leche tienen que mantenerse en los niveles actuales» para que las explotaciones puedan hacer frente a estos incrementos y seguir produciendo leche, justifica su presidente, José Luis Pérez Barreiro.

Según los datos facilitados por la asociación de ganaderos, en base a los costes reales de sus granjas socias, en el último año productos como los fertilizantes vieron triplicados su precio, pasando de 230€/tonelada en enero de 2022 a 900€ a día de hoy.

El mismo aconteció con el gasóleo, que pasó en el mismo periodo de 0,73 céntimos a 1,32€ (una subida del 81%), o el recibo de autónomos, que se increntó hasta en un 60%, los piensos (un 31,5%), los plásticos de los silos (un 31%), o la electricidad (un 27%).

«Con estos costes de producción ninguna explotación láctea debería cobrar el litro de leche a menos de 60 céntimos porque estaría en riesgo su viabilidad económica», asegura Agromuralla, ya que «los costes de las granjas están subiendo en porcentajes muy superiores a la inflación media y a la revalorización que se ha producido en el precio de la leche», afirma José Luis Pérez Barreiro.

RIESGO DE CAÍDA MÁXIMA EN LA PRODUCCIÓN DE LECHE

La asociación de ganaderos ha aprovechado para mandar también un mensaje a la industria láctea y a los consumidores. «Si las empresas quieren ver garantizado su suministro de leche, el precio pagado al ganadero no puede bajar porque del contrario estará en peligro toda la cadena láctea», dicen.

«Si el precio de la leche baja de 60 céntimos las explotaciones dejarán de ser viables», afirma Pérez Barreiro, lo que llevaría de nuevo a lo que Agromuralla define como «Operación Chuletón», es decir, «al sacrificio masivo de vacas lecheras«.

«La cabaña ganadera no dejó de mermar en el último año, cayendo en torno a un 8%, y sin vacas es imposible que se pueda producir leche. Ese es el motivo de que la producción de leche había caído un 3% en el último año en España», asegura el presidente de Agromuralla. Por lo tanto, dice, «en este momento sigue faltando leche en el comprado, una situación que no se va a revertir a corto plazo».

«La falta de rentabilidad sufrida en los últimos años hizo que el sector no sea atractivo para las nuevas generaciones, que buscan otras alternativas laborales en vez de quedar en las explotaciones. Hay un problema acuciante de relieve generacional y siguen cerrando granjas», evidencia José Luis Pérez Barreiro, que afirma que «solo con precios de la leche que permitan una vida digna a los ganaderos habrá jóvenes y chicas interesados en continuar produciendo leche», asegura Agromuralla.

ESPECULACIÓN CON LOS PRODUCTOS BÁSICOS EN LOS SUPERMERCADOS

En cuanto a los consumidores, Agromuralla les dice que «los ganaderos no son los culpables del incremento de la cesta de la compra», sino «las cadenas de distribución, que están especulando con los alimentos básicos incrementando sus márgenes de beneficio».

«Es suicida tirar piedras contra quien te da de comer, por eso no entendemos cómo muchas veces los agricultores y ganaderos somos atacados injustificadamente por determinados sectores de la sociedad», argumenta José Luis Pérez Barreiro.

Agromuralla se queja de la aprobación de nuevas normas y legislación cada vez más restrictiva que hace que sea más difícil producir leche y la un coste mayor. «Cada día tenemos más dificultades para seguir con nuestra actividad diaria», afirma su presidente.

Además, la asociación de ganaderos acusa al Gobierno central de «amputar» el 4% del IVA a las granjas productoras de leche como «medida propagandística y electoral que no sirvió para bajar el precio de la leche en los lineales de los supermercados» y sin embargo «está castigando a los productores». «La rebaja del IVA es un esfuerzo que hace íntegramente el ganadero reduciéndole drásticamente su circulante a las explotaciones», se quejan.

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page