top of page

Los ministros piden instrumentos eficaces para prevenir y mejorar la gestión de las crisis agrícolas en la UE

Sobre la base de las Conclusiones del Consejo Europeo de los pasados 21 y 22 de marzo de 2024 y de 17 y 18 de abril de 2024, el Consejo de Ministros de Agricultura de este 27 de mayo debatió la respuesta de la UE a las preocupaciones actuales del sector agrícola y sobre las formas de mejorar las medidas de gestión de crisis en el futuro.

El Consejo mantuvo un debate político sobre las lecciones aprendidas de la situación y en este contexto los Estados miembros pidieron instrumentos eficaces de gestión de crisis, que estén dotados de recursos financieros adecuados, capaces de responder de manera rápida y específica, con el fin de complementar los instrumentos de gestión de riesgos existentes.

Además, subrayaron la importancia de flexibilizar y hacer más eficaz el fondo de reserva de crisis, establecido en la actualidad en 450 millones de euros anuales, para que se permita a los Estados miembros apoyar medidas de prevención adecuadas, teniendo en cuenta sus particularidades y características geográficas y sin aumentar la carga administrativa para los agricultores.

En cuanto a la prevención de crisis, algunos elementos clave mencionados en la reunión del Consejo fueron la importancia de la investigación, la innovación y la formación, así como el papel de los sistemas de seguros y reaseguros.

En relación con este punto, el Consejo también escuchó información de la Delegación austriaca sobre los retos que plantean los grandes carnívoros para la agricultura y las zonas rurales.

Para David Clarinval, viceprimer ministro belga y ministro de Autónomos, Pymes y Agricultura, Reformas Institucionales y Renovación Democrática, “nuestro trabajo para abordar las preocupaciones expresadas por los agricultores continúa. Hemos reflexionado sobre las formas de prevenir futuras crisis en el sector agrícola y también sobre cómo abordarlas mejor para permitir que nuestros agricultores se centren en lo que mejor saben hacer: garantizar la seguridad alimentaria y llevar alimentos de alta calidad a las mesas europeas. Tendremos en cuenta los comentarios realizados con el objetivo de adoptar unas conclusiones sobre el futuro de la agricultura en la UE antes de que finalice la Presidencia belga.”

Por su parte, el ministro español de Agricultura, Luis Planas, señaló que los fondos de reserva de crisis (450 M€) apenas dan para actuar en determinadas situaciones de mercado, y menos aun cuando no pueden prorrogarse de un año a otro los que no son utilizados.

Al respecto, abogó por la necesidad de habilitar un fondo europeo que pueda hacer frente a situaciones de crisis, como las ocasionadas por la sequía o por los conflictos geopolíticos.


El Consejo UE abordó las modificaciones de la PAC y la regulación de las prácticas comerciales desleales

Los ministros recibieron información actualizada sobre las medidas que ya se han adoptado y las que se prevén actualmente para el futuro previsible en apoyo de los agricultores y del sector agrario.

En este contexto, los ministros acogieron con satisfacción la reciente entrada en vigor de las modificaciones de la Política Agrícola Común (PAC) el pasado viernes 25 de mayo de 2024.

También valoraron el resto de medidas propuestas por la Comisión, como la creación de un Observatorio de la Cadena Agroalimentaria de la UE; la reciente publicación del segundo informe sobre la aplicación de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales (PCD); la próxima propuesta sobre normas para la aplicación transfronteriza de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, así como la encuesta a los agricultores puesta en marcha por la Comisión para identificar las principales fuentes de exceso de carga administrativa y de complejidad para los agricultores de la PAC.


El Consejo abordó la situación de los mercados agrícolas tras la invasión de Ucrania

El Consejo mantuvo también un intercambio de impresiones sobre los últimos acontecimientos y las cuestiones más pertinentes relativas a los mercados agrícolas de la UE, en particular en el contexto de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania.

Los ministros recibieron información actualizada, facilitada por la Comisión Europea, sobre la base de su edición de primavera de las Perspectivas a corto plazo de los mercados agrícolas de la UE en 2024, que siguen caracterizándose por las incertidumbres, debidas, en particular, a la evolución de las crisis geopolíticas, que pueden afectar al comercio, a los precios y a la economía en general y, por tanto, mantener la presión sobre los agricultores.

El Consejo tuvo conocimiento también de que se ha producido una evolución favorable, aunque limitada, de los costes de los insumos, y de que la rentabilidad del sector también podría verse afectada por una disminución del poder adquisitivo de los consumidores.

Asimismo, los Estados miembros compartieron la evolución más relevante de sus mercados agrícolas y destacaron varios aspectos, entre ellos el impacto negativo de las condiciones meteorológicas adversas; la reducción de la rentabilidad de sectores específicos, como el vitivinícola y el de frutas y hortalizas; los elevados tipos de interés; la necesidad de garantizar que las importaciones ucranianas lleguen a sus mercados tradicionales, así como su apoyo a la propuesta de imponer aranceles a las importaciones de cereales procedentes de Rusia y Bielorrusia.

Al hilo de estas preocupaciones, la delegación polaca facilitó información sobre los efectos negativos que los recientes fenómenos meteorológicos adversos estaban teniendo en su sector frutícola.

En el apartado “Otros asuntos”, el Consejo de Ministros también abordó públicamente una serie de cuestiones plnteadas por los Estados miembros, como la grave situación de sequía en Chipre; la simplificación y regulación favorable a la innovación en el sector agroalimentario (delegación danesa); el bienestar animal en el centro de la agenda de la próxima Comisión Europea (delegación eslovena); la calidad dual de los productos alimentarios (delegación eslovaca), así como la utilización de sustancias neonicotinoides como tratamiento de ciertas semillas (delegación rumana).


El ministro Planas considera que es necesario avanzar más en la flexibilización de la PAC

Por su parte, el ministro español de Agricultura,  Luis Planas, resaltó a celeridad de las instituciones europeas en la aprobación las medidas de flexibilidad y simplificación de la PAC, pero insistió también en la necesidad de avanzar en otras medidas de flexibilidad, también demandadas por España como la no obligatoriedad en la exigencia de las fotos geoetiquetadas. Así, estimó la propuesta de modificación del reglamento de base de la PAC, trasladada el pasado viernes 24 de mayo por la Comisión para ser analizada en el Comité de la PAC del próximo 5 de junio, en la que se suprime la obligación de que los Estados miembros de usar fotos geoetiquetadas.

Se trata de una herramienta, que monitoriza las condiciones de las explotaciones para recibir subvenciones, pero que implica una carga administrativa muy elevada para los agricultores, según el ministro. Con la propuesta de la Comisión, los Estados miembros decidirán si quieren hacer uso o no de este sistema y en qué plazos.

Entre las posibles nuevas flexibilidades a adoptar, el ministro defendió también la simplificación en las medidas de promoción del vino en terceros países, puesto que la excesiva complejidad de las actuales la convierten en un instrumento infrautilizado y, sin embargo, es esencial para la apertura de nuevos mercados.

Este sector fue también objeto de la intervención del ministro en el debate sobre cuestiones comerciales y situación de los mercados en el Consejo, al considerar necesario que la Comisión ponga en marcha flexibilidades en el sistema de autorizaciones de viñedo, como los aplazamientos, igual que se ha hecho en años anteriores.

Planas añadió que algunas categorías de vino se ven afectadas por un elevado nivel de existencias, un bajo nivel de consumo y una cierta ralentización de las exportaciones. Por ello, consideró conveniente que la UE activara medidas como la cosecha en verde y la destilación, como demandan algunas Comunidades Autónomas de nuestro país.


Planas insistió en impulsar la aplicación de las nuevas técnicas genómicas en agricultura

Entre los temas pendientes que tiene actualmente la Unión Europea, según el ministro Planas, está la adopción de una regulación para impulsar la aplicación en la agricultura de las nuevas técnicas genómicas.

Sobre esta cuestión, añadió, se avanzó durante la Presidencia española del Consejo en el segundo semestre de 2023, pero sigue pendiente, señalando que “se trata de una cuestión de cierta urgencia, ya que muchos países competidores de la UE ya las han adaptado en sus producciones y dotarán de mayor competitividad al sector agrícola.”

Por último, España apoyó en la reunión del Consejo de Ministros la iniciativa de Alemania en favor de una reglamentación de del etiquetado sobre el origen de los alimentos, una identificación que, según Planas, “incide en una mayor transparencia para los ciudadanos, además de suponer un elemento de valorización para las producciones.” En concreto, el ministro apostó por tener esta identificación del origen cuanto antes para el arroz y las legumbres.

1 visualización

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page