top of page

El Gobierno continuará su trabajo para aumentar la rentabilidad y competitividad del sector agroalim

Apunta que las tres prioridades básicas de su departamento pasan por promover la incorporación de jóvenes y mujeres, apoyar la innovación y la digitalización e impulsar un regadío más eficiente

Planas subraya que el sector agroalimentario español es un pilar fundamental de la autonomía estratégica de la Unión Europea, ya que garantiza el suministro de alimentos de calidad, en cantidad suficiente y a precios razonables

Recuerda todas las subvenciones y ayudas extraordinarias que ha desplegado el Gobierno en la anterior legislatura para apoyar a agricultores, ganaderos, pescadores y empresas acuícolas


El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, considera que el futuro del sector agroalimentario deberá ser sostenible y, al mismo tiempo, rentable. Por ello, la política de este Gobierno es ayudar al sector en esa transición, porque solo habrá futuro en el medio rural si existe una actividad sostenible y rentable.

El ministro, que se ha referido a la próxima presentación de un proyecto de ley de agricultura familiar, ha apuntado las tres prioridades básicas de su departamento para mejorar la rentabilidad de las explotaciones: promover la incorporación de jóvenes y mujeres a la actividad agraria, apoyar la innovación y la digitalización e impulsar un regadío más eficiente.

Ha hecho hincapié en la necesidad de propiciar el relevo generacional, “que pasa necesariamente por que las explotaciones agrarias y pesqueras sean rentables, esa es la condición de la sostenibilidad”. Ha indicado que los jóvenes podrán acceder a unos 220 millones de euros anuales en ayudas específicas, en el marco de la nueva Política Agraria Común (PAC). También ha recordado que el Gobierno ha desplegado la mayor inversión en regadíos de los últimos años, con una cifra de 2.344 millones de euros para el periodo 2022-2027.

Luis Planas ha intervenido hoy en el Pleno del Congreso de los Diputados, donde ha reiterado que el sector primario es estratégico para España, no solo por su importancia económica, sino también por su papel en la protección del medio ambiente y la vertebración del territorio.

Ha recalcado que “el sector agroalimentario español es un pilar fundamental de la autonomía estratégica de la Unión Europea, ya que garantiza el suministro de alimentos de calidad, en cantidad suficiente y a precios razonables”. La fortaleza de este sector hace que “el Gobierno de España se sienta muy orgulloso de los agricultores, ganaderos, pescadores, industria y distribución alimentaria”.

El ministro ha añadido que este Gobierno trabaja para garantizar el futuro del sector agroalimentario y ha puesto como ejemplo el “acuerdo histórico” alcanzado ayer en Bruselas en materia de reparto de posibilidades de pesca. También se ha referido a la reforma de la ley de la cadena alimentaria, “un mecanismo para hacer más transparente la fijación de precios, incrementar la competitividad del sector y mejorar la rentabilidad de todos los eslabones”. Una ley “modélica” que será una de las bases de la reforma legislativa comunitaria en la materia.

Asimismo, ha señalado que circunstancias como la guerra en Ucrania o la situación de sequía han provocado el encarecimiento de la energía y las materias primas, aunque ha precisado que los precios de los alimentos en España se han comportado mejor que en el conjunto de la media de la Unión Europea. El ministro espera una disminución paulatina de los precios, “aunque debemos seguir trabajando, de manera conjunta, en su reducción”. Al respecto ha comentado que la competitividad del sector agroalimentario español está por encima de la media europea.

Planas ha indicado que en los últimos años el Gobierno ha promovido una serie de iniciativas, tanto a nivel nacional como comunitario, para garantizar la viabilidad del sector. Así, en el último año y medio se ha movilizado el mayor paquete de ayudas extraordinarias de la historia, con un desembolso de 1.380 millones de euros, adicionales a las ayudas directas que anualmente recibe el sector. Si se suman las ayudas aprobadas desde 2022 a las concedidas en 2023, los apoyos para agricultores, ganaderos, pescadores y empresas acuícolas han superado los 4.000 millones de euros.

De igual forma, ha asegurado que este Gobierno ha realizado “la mayor rebaja fiscal que ha tenido el sector primario”, y ha mencionado asimismo el incremento de los apoyos a la contratación del seguro agrario, las ayudas de la PAC o los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Planas se ha mostrado convencido de que, “con los instrumentos adecuados y la visión innovadora de las explotaciones, el sector agroalimentario tendrá un futuro brillante”.

3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Rey 814 Beemer Yuri, Gran Campeona de Galicia 2024

La vaca de Rey de Miñotelo gana el título por cuarto año consecutivo No sorprendió el triunfo de Yuri (S.A.T. Rey de Miñotelo, A Pastoriza, Lugo) porque sus cualidades justificaban su triunfo, como lo

bottom of page